Blogia
Yuri Gagarin es nuestro amigo

No me gusta la tele

No me gusta la tele Pido disculpas de antemano, y me van a tener que perdonar, por el tema y por el lenguaje. No me gusta comentar aquí temas (¡por favor, un diccionario de sinónimos!, dos veces tema en un par de líneas) que ya están tratados hasta la saciedad, pero es que es algo que me subleva y me hierve la sangre. Y digo que me disculparán a parte de por el tema(IV) también por el lenguaje, que aseguro va a ser soez y desagradable, y eso que he empezado escribiendo "me subleva" y no "me hincha los cojones". Pero es que el tema(V) se las trae: la televisión.

Aseguro, y es verdad, que apenas veo la televisión. He logrado desengancharme, y la verdad (II), no es difícil teniendo en cuenta lo asquerosos que son los que salen por la tele. La mayoría de programas que dan harían vomitar a una cabra, si este bicho tuviera la capacidad para entender lo que dicen esos memos.
Podría decirse que con no verlo basta, que la tele se puede apagar y no molesta. Pero para mi no. A mi me jode que esos hijosdeputa te pasen por el morro lo hijosdeputa imbéciles que son y encima ganando una pasta que te cagas sin pegar un palo al agua. Y además que por ley el gobierno da licencia de emisión bajo la premisa de que se haga algo interesante.

Vayamos por orden, que me estoy encendiendo y me va a volver a volver a salir la vena anarka. Un momentito, que busco la tecla de la letra ce y continúo.

Empecemos por los más asquerosos, los pajarracos y putazas que van al programa ese de Gran Hermano. A esos les quemaba yo la casa con ellos dentro. Y no es nada personal, porque, la verdad, me encuentro a uno de esos mongolos por la calle y ni lo reconozco. Sé que hay una lejía (dama caballera) que grita como una histérica y que llora viendo a los lejías desfilar el 12 de octubre, y que en cuanto salió de la casa enseñó las tetas en Interviú. Pero a mi eso me da lo mismo, lo de las tetas, digo, lo otro me da risa. Estos del Gran Hermano son la purria de la purria, la morralla más morrallera del famoseo. Unos gilipollas del quince que no han pegado un palo y que quieren apuntarse al carro de los vividores de la tele. ¿Y que me dicen de la presentadora? Que asco de tía, abre la boca y te dan ganas de graparle los labios que no pueda hablar nada más en la vida.

Los segundos que más rabia me dan son los farsantes esos que van de periodistas. Periodistas del corazón. A esos también les pegaba fuego. ¡Oh, que peña más rabiante! Y entre toda esa gente, la que me da arcadas y sarpullidos es la perra esa de Karmele Marchante. Hasta el nombre da rabia. Y no jodas con la web que acabo de encontrar que tiene. A esa le daba yo un pico y una pala y a hacer autopistas.

El tercero en discordia es Javier Sardà, el basurero mejor pagado. Su programa es un hito, todos los que salen me dan asco. El frívolo del Izaguirre, el puto cubano ese que se tira a viejas (cómo coño se llame, no me acuerdo), el conde italiano, y su puta madre. Prefiero que me encierren en un container con basura que tener que pasar cinco minutos cerca de algún hijodeputa de esos.

Luego van los famosos en general. La tía esa que se murió que se bajaba al moro a tirarse moritos, ¿cómo se llama? Tampoco me acuerdo, pero da igual, que se joda, que encima tienen el morro de decir que la pobre ni que niño muerto, cómo va a dar pena alguien que ha vivido a todo trapo sin currar. Anda ya, antes se tenía que haber muerto, joder.

Y no se crean que aquí se acaba la lista, no señor. Que a mi me cae mal hasta la del tiempo de las noticias de Telecinco, a una del tiempo del 33 la salvo. Los presentadores de los telediarios de Tele5 y A3 me dan rabia. Uno que sale en el plus que va de gracioso que salía en lo más plus también me da una rabia del millón. Y la guapa y el dandy que presentan lo más plus es que les giraba la cara, por pijos y babosos. Y el Máximo que salía antes, menudo payaso .

Como decía mi abuela, en la tele sólo salen putas y vagos. Yo añado, y putos y vagas.

Y no me digan que están los documentales de la 2, que eso es un coñazo insoportable. Hay que ser depravado para que a alguien le guste ver animales follando. Eso es estar muy mal.

Y por último, no se crea nadie que esa puta basura la dan porque la gente la ve, y la audiencia manda. No, señor. Esa es la excusa. Esa basura la dan porque es lo más barato. Y a mucha gente, cuando llega a casa harta de currar, le apetece estirarse un rato en el sofá, y de paso enciende la tele. Y se traga lo que den, aunque si dieran una buena peli, la verían. La telemierda no es el gusto de la mayoría, es el criterio empresarial de las cadenas. Una empresa busca el máximo rendimiento de la inversión, y si con cuatro duros contrata a la puta de la Bermúdez y al subhumano del que estuvo en Bosnia del Gran Hermano pues mejor eso que gastarse los cuartos en una buena serie de ficción. No lo olviden, para los ejecutivos de una cadena de televisión lo que importan son los anuncios, lo de entre anuncios es lo de menos.

Repito mis disculpas, especialmente si me lee alguna Karmele. Que sepa que no tengo nada en contra de su nombre, sólo era un recurso narrativo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Hector -

JAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Biafra -

Ah, y dos detalles:
1- la que se bajaba al moro era carmiña ordoñez, ex militante de Fuerza Nueva.
2- te invito a que veas el nuevo aparato de precisión diseñado para destruir nuestras neuronas: EL EQUIPO G

Biafra -

Espero que no venga ahora ningún subnormal mamahuevos pichfloja violaniños diciendo que te comportas irrespetuosamente y insultas. Eso significa que susodicho culoroto y follaviejas no tiene claro ni la gallina ni el huevo.
Saludos y leña a los media, que son unos comemierdas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres