Blogia
Yuri Gagarin es nuestro amigo

Fuego purificador

Pues cualquiera se pone a perseguir al clero. Cómo se las gastan. La noticia de La Vanguardia:

Un cura quema el cartel de carnaval en misa

SARA SANS - 26/01/2005
VALLS

Como gesto "ejemplificador" y "simbólico de rechazo", el rector de la parroquia de la Mare de Déu del Lledó de Valls, Joan Font, quemó ante sus feligreses en los oficios del sábado y el domingo pasado la portada del diario El Punt, en la que se reproducía el polémico cartel de carnaval de este año. El póster, retirado el pasado viernes por orden judicial, reproducía una imagen de la Santa Cena en la que el rostro de Jesús se sustituyó por un demonio y las caras de dos apóstoles por la de dos concejales.

"Quemé la página en que salía la imagen para desagraviar el hecho, luego todos pedimos perdón por esta ofensa a Jesús", explicó ayer Joan Font a este rotativo. El párroco también entregó al Ayuntamiento un manifiesto de rechazo firmado por 350 vecinos de Valls. "Nos sentimos ofendidos por el cartel y pedimos que se retire", dice Font. Una petición que llega tarde, porque el juez ordenó el viernes la retirada del cartel después de que la fiscalía presentara una querella contra la comisión que organiza el carnaval por un presunto delito "contra los sentimientos religiosos".

Paralelamente, en la parroquia de Sant Joan de Valls este fin de semana, más de un centenar de vallenses firmaron otro manifiesto en el que se exigía respeto al colectivo cristiano. "La acción salió espontáneamente, no como parroquia, y la hemos hecho para invitar a la reflexión", mantiene su párroco, quien entregó este manifiesto a las entidades que organizan el carnaval: el Casal Popular La Turba, la Unió Anelles de la Flama y el Ayuntamiento, que patrocina la fiesta con 4.000 euros. Una subvención que mantendrá pese a lo ocurrido.

El carnaval de Valls ya generó gran polémica en 1988 cuando el rey Carnestoltes fue recibido por un pene gigante que en lugar de caramelos repartía preservativos. Tampoco estuvo exento de críticas la fiesta del año pasado. Sus organizadores protagonizaron una procesión en la que salió el paso de una Virgen con la cara de la alcaldesa, Con esta acción reclamaron una subvención como la que el Ayuntamiento había otorgado a los organizadores de Semana Santa. Y la acción dio sus frutos.

De hecho, la polémica de Valls no ha sido la única que se ha registrado este año en la provincia. En Reus, los organizadores del carnaval han tenido que "retocar" su póster y han borrado el manto de la Mare de Déu de Misericòrdia, que aparecía junto a otros elementos como un preservativo o unos sujetadores.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres