Blogia
Yuri Gagarin es nuestro amigo

Caminante no hay camino (el camino se hace al andar)

Todas mis certezas son negativas, y digo negativas no en el sentido pesimista, sino en que no se basan en saber lo que es correcto, sino en lo que es incorrecto. Veamos si logro desenmarañar lo que trato de decir para que se pueda entender.

Sólo creo tener la razón cuando creo que la tengo, lo que significa que si estoy convencido de algo es porque lo he reflexionado y me parece que mi parecer es cierto. No me creo en posesión de la verdad, así como se define a algunas personas que siempre y siempre creen tener la razón. Yo sólo creo tenerla en contadas ocasiones, pero cuando lo creo soy intransigente; mientras que cuando no creo tenerla soy flexible. Y cuando soy intransigente, para nada me trago eso de que opiniones las hay como colores. Para nada.

Lo que pasa es que mis certezas son negativas. Sé que es lo que no se debe hacer, pero no sé lo que se debería hacer. Hace poco que me he dado cuenta de esto mío, y la verdad es que es desmoralizante, porque no sirve de nada saber lo que es un error cuando no sabes lo que sería un acierto. Además, que queda uno como un criticón incapaz de aportar nada positivo.

Tomemos, por ejemplo, un ejemplo político. Soy capaz de explicar en que creo que se equivocan los dirigentes de la izquierda española. Puedo apartarme de las distintas organizaciones, corrientes, sensibilidades y propuestas. Pero si me preguntan qué es lo que yo creo que se debería hacer me quedo en blanco. El próximo fin de semana es la Asamblea Extraordinaria de Izquierda Unida. Según la prensa, hay tres candidatos a la Coordinación General. Esta asamblea es crucial para redefinir el proyecto de IU, ya que el actual parece estar agotado. De los tres candidatos y de lo que a mí me ha llegado, sólo uno de ellos (Gaspar Llamazares) tiene un proyecto diferente para IU que el que ha tenido de 1986 a 2004. Y me parece fatal su propuesta. Pero, sin embargo, y pese a estar convencido del agotamiento del actual proyecto de IU soy incapaz de tener una opinión o una propuesta positiva de qué es lo que debiera ser la izquierda, ni a corto, ni a medio, ni a largo plazo.

Y alguien me podría decir que no pasa nada, que un método científico para descubrir lo cierto es rechazar lo equivocado. Pero claro, contestaría yo, esto sirve para cuando se pueden determinar todas y cada una de las posibilidades y luego descartar las que no son adecuadas. Ejemplo, un camino se divide en cuatro. Si puedes determinar que tres caminos no te van a llevar a tu destino conocerás inmediatamente cual es el acertado.

¿Pero cuando no hay camino? Cuando no está hecho, imaginemos que el camino hecho por otros se ha acabado, en frente hay maleza, y tus pasos tienen que crear el camino. Ahí me quedo yo.

Encima, me parece a mí, que esto de las certezas negativas no sólo lo aplico al miniejemplo que he puesto de cuestiones políticas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Kali -

Yo lo unico que tengo claro es que la izquierda tiene que lograr que la gente viva bien. A partir de ahi puedo debatir.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La chava -

No te preocupes , la verdad que eso le pasa a la mayoria de gente , lo que pasa que ALGUNOS tienen el morro de no reconocerlo e inventar cualquier patochada con tal de seguir adelante ... bufffff
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres