Blogia
Yuri Gagarin es nuestro amigo

Marbella

Menudas avionetas y yates se gastan los mafiosos. Poca broma, que todo esto está pagado con el tráfico de armas, de prostitutas y de droga. En El Padrino, para blanquear el dinero, Vito Corleone se montaba una empresa de importación de naranjas. Don Vito murió de viejo entre naranjos. Don Vito era discreto. No como estos mafiosos de ahora, unos descarados, que para limpiar su dinero urbanizan 100 km de la costa oriental de Andalucía, se pulen la poca agua que por ahí hay y se lían a tiros, a dejar cadáveres en la playa, es decir, a llamar la atención.
Yo fui el verano pasado a ver eso de Marbella, pero mi experiencia fue diferente de la de Raúl del Pozo, yo no fui al casino Nueva Andalucía. Aunque sí que paseé por Puerto Banús, un lugar terrible y feísimo donde los ricos (ociosos y/o mafiosos) atracaban sus yates y lucían sus automóviles de marcas irreconocibles.
Recuerdo que lo que más me impresionó no fueron ni los coches ni las embarcaciones, sino un sacacorchos neumático que vendían.
También me chocó bastante que para ir a Marbella hubiera que tomar una salida de la autopista que estaba a varios kilómetros de la salida de Marbella.

Escuchando: Sara da pin up - Muérdeme en la yugular
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

alfonso -

Compañero, y a pesar de ello amigo, confieso -y casi me arrepiento de hacerlo, por temor a que tu ego ascienda a alturas estratosféricas-, que me estoy enganchando felizmente a tus crónicas gagarianas. Siempre habías apuntado un verbo certero y magro de músculo, vísceras y nervio, como tiene que ser por otra parte. Pues eso, que te animo a seguir por esa senda y no descuides esa novela que dices que estás escribiendo (¿o no me lo dijiste?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Brocco -

Jiji, a mi se m viene a la mente un recuerdo infantil muy gracioso.. Estábamos de vacaciones la familia al completo (horror) por la costa andaluza y olé, y fuimos a curiosear al famosos purto banús. allí mismo aparcamos. aparcamos nuestro 127 entre tremendos cochazos q no habíamos visto en al vida, jia, pena de foto!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres