Blogia
Yuri Gagarin es nuestro amigo

Lucarelli

El mismo fin de semana que Figo prometía a su presidente Pérez que en marzo serían líderes, ganaba el Livorno al Milan uno a cero.

La estrella del equipo, Cristiano Lucarelli, rechazó una oferta millonaria de uno de los grandes del calcio italiano para poder jugar en el Livorno. 25 goles del jugador devolvieron al equipo a la Serie A. Hoy han ganado al todopoderoso Milan. Aunque Lucarelli no ha podido dedicar ningún gol suyo a Berlusconi, presidente de Italia. Y es que este jugador celebra sus goles mostrando su camiseta del Che. Hace unas semanas se descolgó con unas declaraciones llamando fascistas a los árbitros, en las que venía a decir que las altas esferas del fútbol italiano no aguantaban unas gradas llenas de rojos. No en vano, Livorno es la cuna del comunismo italiano, cuando el 21 de enero de 1921 los delegados comunistas abandonaban el congreso del PSI para fundar en un teatro el Partido Comunista Italiano.

Del PCI se puede decir que es el partido que más veces ha tocado el poder para no gobernar nunca. El fascismo italiano encarceló y asesinó a sus más destacados cuadros. Al final de la II Guerra Mundial, la victoria de los partisanos les volvía a colocar en primera fila, pero el reparto del mundo de Roosevelt y Stalin en Yalta dejó a Italia al otro lado. Fue el partido más votado en diversas elecciones, durante los 50, 60 y 70, pero jamás llegó a gobernar. El compromisso storico en los 70 se suponía que iba a normalizar la democracia italiana, pero las balas de los años de plomo de la extrema izquierda, la CIA y la derecha de la Democracia Cristiana lo impidieron. En los años 90 el PCI deja de ser comunista, para ver si por fin llegan al gobierno, y el resultado es que el partido más votado entonces deja de ser el partido más votado. Y es que de Gramsci a d'Allema hay mucha diferencia, tanta como entre Figo y Lucarelli.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Grego -

Maradona, que no es una persona cualquiera, explica en su biografía que en el colegio en Argentina le enseñaron que el Che era un terrorista. Cuando llegó a Napoles vio que en todas las manifestaciones de obreros estaba la imagen del Che, empezó a dudar y acabó con el Che tatuado. En la liga española es fácil ver al Che en el campo del Cádiz, del Sevilla, (curiosa la inversión, ahora los fachas tiran más por el Betis), del Rayo Vallecano, donde además siempre hay banderas repúblicanas, que también se ven en el del Pontevedra.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Biafra -

Pues de Massimo D'Allema a Walter Veltroni ni te digo.
No era D'allema al que desde el PCI le recomendaron se pusiera pantalones tejanos para dar otra imagen a la FGCI?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres