Blogia
Yuri Gagarin es nuestro amigo

Cree el ladrón que todo el mundo es de su condición

Aquí, lo normal, cuando te burlas o criticas el nacionalismo catalán es que te salten acusándote de nacionalista español. Es como si las personas, igual que tienen dos piernas, pues también tuvieran un nacionalismo, siempre y porque sí.

Pues mira por donde no es así. Que hay mucha gente a la que ese tema nos la trae al fresco. Y para demostrarlo hoy voy a comentar algo que me irrita (me provoca tos y mocosidad) de cierta burrería de cierto nacionalismo español. Y no, no me refiero al nacionalismo de La Razón, del PP o cosas así, que ya se dan por hechas. Tampoco a ese menos facha, pero también molesto, como, por ejemplo, el del programa de Telecinco Pecado Original, donde parece que les hace mucha gracía que haya gente que tenga otro idioma materno y encima lo utilicen.

Al que me voy a referir es al cutrespañolismo. Ese que convierte en patrio lo que yo no veo que lo sea. Por ejemplo, el cine. Llega un director español a competir por el Oscar a la mejor película extranjera y los periodistas españoles sacan el Bombo de Manolo, que se toman el tema como si fuera la selección española en un mundial de fútbol. El cine se la pela. Las otras cuatro películas ni les importan, qué más da, si una es española, para que van a considerar al resto. Saca la rojigualda, Maripili, que hemos ganado un Oscar, como quien gana la ChampionsLig, dice algún patriota que no va al cine hace 10 años y que su cultura cinéfila es del videoclub de la esquina, Command n Conquer. Porque aquí, ole y vivaspaña que Almodóvar ha ganado, pero el año que no, aquí la película que se lleva el Oscar, si es extranjera, la estrenan cuatro salas un par de semanas, y en la tele ni de coña. Y las otras finalistas, ya ni en broma, si las va a buscar usted al videoclub de su barrio, allá usted, pero ni se le ocurra preguntar al dependiente, que le expulsan del videoclub.

Me acuerdo yo una vez, mirando que había potable para alquilar, que le pregunta una chavala a la dependienta del videoclub, oye, la peli esta de Barrio (la de Fernando León) qué tal está, y no coje la tía y le contesta, no está mal, pero es un poco quilla. Madre mía, anda que no hay que ser garrula y quilla para decir que Barrio es quilla. Por cierto, ¿alguien ha visto Le Haine-El Odio y Barrio y no se ha quedado con la mosca en la nariz? Sí, son dos películas distintas que casi no tienen nada que ver, pero mosquea.

Ah, y me acuerdo de una vez que se enfrentaban España y Noruega por el pase a la eurocopa de fútbol que se jugó este junio en Portugal. El Carrusel Deportivo, en la cadena SER, el comentario, Noruega es una puta mierda. Pero me huelo yo que, aunque no conozco mucho de Noruega, me da a mí que si comenzamos a comparar España con Noruega, menos en el clima, en todo lo demás la puta mierda es España.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres